Tan especial cómo INCLASIFICABLE  y  la “Más” de mi obra.

“La Aurora” es decir: María Santísima de la Aurora, es una obra clave en mi ecléctica trayectoria, representa un momento muy especial en mi vida y en la de los míos.
Todo un reto fuera de guión, en madera de caoba con policromía barroca,  bruñido a vejiga de cordero incluido y ojos de cristal  del XIX.
Casi un año de trabajo que fue un regalo de mis padres y mío, para la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Procesionada en las Madrugadas del Viernes Santo desde 1990 durante veinte años y que pasado este tiempo,  parece ser… dejó de inspirar la ´devoción esperada/deseada´.
Despertó demasiada pasión encontrada, con fervor y sin él  -con perdón- en un muy corto periodo de tiempo para lo que este tipo de obras están destinadas

… me lo tomo cómo halago en vida, a mi obra, forma de hacer y ser, cómo tanto lo fue de desafío lo fue para mí.

Detalle de la cara y de dos de sus tres lágrimas.

 

 

Su último Viernes Santo, frente a mi casa


En el estudio. Granada, 1989

A Carmen Ramos Galiano “La Galiana” cantaora de la localidad,  le inspiró esta saeta “Tu cofradia te buscaba”.

Ofrenda tremendamente emotiva y  que se quedó para siempre en el aire de aquellas madrugadas de Viernes Santo.

Gracias Carmen.